TIBURONES: LOS MAYORES DEPREDADORES MARINOS

Los tiburones son animales extraordinarios,  llevan más de 400 millones de años habitando las aguas marinas, se caracterizan por ser grandes cazadores y son bastante diversos en su especie, ya que posee más de 465 donde se incluye desde la más pequeña, hasta las más grandes en tierras marinas.

Aunque los tiburones antiguos no se asemejan mucho a los actuales, es un hecho que llevan más de 100 millones de años evolucionando, por lo tanto se componen de una anatomía fascinante la cual es rompedera del récord evolucionario. Científicamente se conocen como los selacimorfos y pertenecen a la familia de peces que tienen esqueletos de cartílago.

Lo cierto es que estos animales son famosos alrededor de todo el mundo,aunque las especies más reconocidas con el tiburón blanco, el tiburón gris y el tiburón ballena, pues son fácilmente reconocidos en la cultura popular y han sido capaces de crear todo tipo de reacciones y sentimientos  humanos como amor, miedo, odio, repudio, admiración y respeto.

Una realidad innegable de los tiburones es que han asesinado a una gran cantidad de personas, pero ellos simplemente actúan por su olfato y por sus instintos y aunque parezca difícil de creer, el ser humano resulta ser  una gran amenaza para ellos, debido a las incontables actividades de caza. Además de que existen especies que son dóciles e inofensivas.

Origen y evolución de los tiburones

Se conoce por diversos estudios e investigaciones que los tiburones llevan más de 450 millones de años existiendo y evolucionando en tierras marinas, existe una variedad de evidencias en fósiles perteneciente a las antiguas especies, aunque lo único que se conserva de los tiburones prehistóricos son los fósiles de los dientes y los dentículos dérmicos, aunque hay algunos casos excepcionales donde aún se conserva su esqueleto.

El fósil más antiguo de un tiburón tiene 455 millones de años aproximadamente y solo se pudo encontrar sus dentículos dérmicos, se especula que el animal vivió en el periodo Ordovivio, aunque para muchos paleontólogos no está muy clara la procedencia de dicho fósil. A lo largo de los años se han encontrado diversos dientes de tiburones del periodo Devonico, los cuales estuvieron presentes en Europa, sin embargo no se sabe mucho sobre ellos.

Por otra parte los paleontólogos señalan a los Mcmurduos, ya que su registro indica que llevan más de 390 millones de años aproximadamente, además de que en aquellos tiempos los tiburones vivían cerca de las costas. A partir del periodo Carbonifero los tiburones comenzaron a reproducirse y a diversificarse, lo que muchos científicos llaman ‘’la edad de oro de los tiburones’’.

Siempre han existido tiburones de diversas formas y tamaños, al escuchar la palabra “tiburón”, enseguida nos llega a la mente la apariencia tradicional del tiburón blanco, pero en la antigüedad existieron varias especies que pueden llegar a ser bastante extrañas para la forma tradicional que conocemos acerca de los actuales, uno de estos curiosos casos es el Stethacanthus, pues solía tener dientes pequeños en la cabeza.

Ya para finales del Jurásico, existían especies con mandíbulas mas flexibles, lo cual les constituía una gran ventaja al momento de alimentarse, como consecuencia los Hybodonts comenzaron a extinguirse, lo cual origino que los tiburones más parecidos a los modernos comenzaran a reproducirse con mayor frecuencia. El origen de los tiburones modernos se origina desde hace 100 millones de años atrás, muchas de estas especies se caracterizan como  grandes depredadores marinos, además de que son los más rápidos en el  nado.

Hábitat y distribución del tiburón

Los tiburones están presentas en casi todos los mares y océanos del planeta, mayormente viven en aguas saladas, como el tiburón blanco y el peregrino. Sin embargo hay alunas especies que viven en aguas dulces como los lagos o ríos, como bien es el del tiburón toro y el Ganges.

A diferencia de otras especies marinas, los tiburones poseen una gran facilidad para adaptarse en las aguas, existe una gran variedad en su especie, ya que pueden vivir en diferentes habitas, profundidades, temperaturas, aguas cálidas y mares polares. Sin embargo la mayoría prefiere vivir en mar abierto, fondos oceánicos y zonas profundas.

Aunque los hábitats son diferentes para cada especie, todo depende del comportamiento y de la alimentación de los tiburones en relación con las zonas crianza y las migraciones. En si la abundancia de las fuentes alimenticias puede variar según los patrones establecidos por las migraciones o el hábitat fijo de los individuos.

Anatomía del tiburón

La anatomía que compone a los tiburones es realmente fascinante, debido a que existen más 300 tipos, aunque algunas de estas especies se encuentran  extintas, otras son productos de la evolución desde hace 450 millones de años atrás.

Se suele creer que la mayoría de los tiburones son enormes, como es el caso del tiburón blanco o el famoso tiburón ballena,  lo cierto es que existen 400 especies diferentes, donde más del 80% son más pequeñas que los seres humanos y menos del 5% son los que poseen un tamaño grande, pues estos pueden  llegar a alcanzar hasta los 13 metros.

Su forma y coloración

Debido a que existen diversas especies de tiburones, estos pueden variar en su forma, tamaño y color, ciertamente la gran mayoría posee un cuerpo fusiforme,  la realidad es que no todos son así, en ocasiones puede resultar un poco difícil distinguir un tiburón de otras especies similares.

Los tiburones generalmente son de color gris oscuro en la parte superior, conocida como la parte dorsal, mientras que la parte inferior o lado ventral son de color gris claro. Estas características permiten que el tiburón pueda mezclarse fácilmente en su entorno, lo cual evita que sea visto o exponerse en situación de peligro.

Los dientes y la cabeza

La gran mayoría de los tiburones son carnívoros, por ende poseen dientes muy afilados, de un solo mordisco pueden extraer con gran facilidad la carne y los huesos de cualquier presa sin ningún tipo de esfuerzo. Aunque suelen perder o mudar sus dientes todo tiempo.

Sin embargo poseen un gran ejército de dientes, por ende si pierden alguno, los que se encuentran en la fila de atrás, se moverán y ocuparan el espacio vacío. Se estima que mudan los dientes cada dos semanas, pero esto no es una preocupación para ellos, pues tienen alrededor de 20.000 dientes a lo largo de toda su vida.

En la mayoría de los tiburones, su cabeza termina en un hocico cónico, el cual se encuentra bajo su boca, en la parte superior posee un par de agujeros que conectan a través de los conductos  con los oídos internos. En esta estructura también se encuentra el sistema vestibular, el cual consiste en una serie de canales semicirculares que proporcionan al tiburón el sentido del equilibro.

El tronco y aletas

En el tronco se encuentran la mayoría de sus órganos, además de las aletas pares, sin embargo en algunos tiburones estas llegan hasta el ano y por último la cola que abarca desde el pedúnculo caudal hasta el final de las aletas.

Todas las especies de tiburones poseen aletas de dos pares iguales, las cuales les ayudan a moverse con gran facilidad por todo el océano, además de que pueden captar las vibraciones que están teniendo lugar en el agua. También poseen una aleta dorsal en la espalda, aunque algunas especies poseen dos y por último esta la aleta anal, la cual se encuentra en la parte inferior del tiburón.

La cola

Cada especie posee una cola única, es decir, la cola de los tiburones puede variar de forma y tamaño, según sea el tamaño del tiburón y el propósito de la misma. En algunos casos la cola les ayuda a moverse con mayor rapidez en las aguas, mientras que en otros sirve para equilibrar los movimientos y deslizarse con gran facilidad.

Un esqueleto diferente

Su esqueleto esta hecho de cartílago en lugar de hueso, gracias a esta condición se mantienen ligeros y pueden flotar con gran facilidad, pues de lo contrario se hundiría por falta de una vejiga natatoria.

La piel

Su piel está formada por escamas y son conocidas como dentículos dérmicos, la función de su piel es que le permite actuar de manera silenciosa, ya que el agua se distribuye dentro de sus hendiduras y no hacia afuera, limitan por completo fricción contra el agua, sin mencionar que le ayuda a mejorar la velocidad y la movilidad al momento de actuar.

La respiración y sus branquias

Mayormente los tiburones poseen de 5 a 7 branquias en cada lado de su cabeza, cuando el agua cubre por completo las branquias, el oxígeno es absorbido por las sangre de sus órganos, de manera que el oxígeno pueda transportarse por todo el cuerpo.

Aunque algunos tiburones poseen pequeñas aberturas llamadas espiráculos, las cuales están situadas detrás los ojos y en la parte superior de la cabeza, estas son similares a las branquias pero son mucho más pequeñas, de igual formar permiten al animal obtener oxigeno directamente del aire.

Todos los tiburones respiran por la extracción del oxígeno disuelto en el agua, este proceso consiste en que el agua entra por la boca y pasa a través de las branquias, por último se expulsa a través de las hendiduras branquiales que en la mayoría de los casos suelen ser visibles.

¿Cuales y como son sus sentidos?

Los tiburones poseen 7 sentidos por excelencia, pues para un depredador marino, sus sentidos constituyen un aspecto fundamental, de esta manera pueden localizar a su presa a larga distancia con gran facilidad, lo mismo ocurre cuando se ocultan. Todo esto ha ido desarrollando a través de sus evoluciones, debido a que sus transformaciones han mejorado sus sensores, aportándole un alto rendimiento.

Estos animales pueden ver en la oscuridad sin ninguna problema, su olfato está altamente desarrollado para detectar a sus presa por más lejos que se encuentren y su gusto está muy bien desarrollado, además poseen un excelente oído que les permite escuchar los cambios de presión y determinar los sentidos de la corriente.

Su olfato

Sus narinas están situadas bajo el hocico, pues todos los tiburones contienen un par de sacos olfativos, estos son fundamentales para la detección de los olores, pues un tiburón es capaz de oler a su presa con gran precisión en un radio de cien metros, esto se debe a que el agua fluye por las narinas y entra directamente a los sacos olfativos.

Su vista

Los ojos del tiburón están situados a los lados de su cabeza, cada ojo tiene un parpado inferior y superior, aunque estos no tienen ninguna función protectora. La visión de estos animales  bajo el agua es posible entre los 50 metros de distancia, todo depende de las condiciones del agua. Sin embargo los tiburones han desarrollado métodos de amplificación de luz en sus ojos, lo cual aporta mayor eficiencia en su visión nocturna.

Su oído

Estos animales reaccionan rápidamente a las bajas frecuencias, estas pueden ser producidas por animales enfermos o heridos, varias especies de tiburón pueden localizar fácilmente a sus presas con una distancia de 100 metros aproximadamente. Esto se debe a que el sonido viaja bajo el agua 4 veces más rápido de lo que puede viajar en la tierra.

Su sentido del tacto

La piel de los tiburones posee sensores de alta precisión y temperaturas muy sensibles, en algunos casos pueden llegar a registrar las vibraciones y movimientos que ocurren sobre la dermis con tan solo 0,022mm. Gracias a  estos sensores, los tiburones pueden percibir cualquier contacto, desde corrientes marinas hasta los cambios de temperaturas en el agua.

Su gusto

Los tiburones poseen papilas gustativas, las cuales están distribuidas a lo largo dela de la boca y la  faringe, como es el caso del tiburón blanco, aunque en algunas especies las papilas pueden encontrarse en la base de los dientes.

En la boca es donde mayormente se componen las células sensoriales, mediante el gusto los tiburones determinan finalmente que comer y que no, si algo les resulta negativo lo descartan de inmediato, esto es lo que explica porque ha habido varios supervivientes a los ataques de tiburón.

Su sentido de linea lateral

El sentido de la línea lateral de los tiburones se extiende desde la cabeza hasta su aleta caudal, en ella se encuentran las células sensoriales incrustadas en una sustancia gelatinosa en gran parte de su cuerpo. Están conectadas a la superficie de la piel a través de pequeños poros, dicha sustancia es lo que les permite conducir las ondas de choques hacia las células sensoriales.

Su Ampolla de Lorenzini

Las ampollas de Lorenzini están conformadas por pequeños grupos de poros sensoriales, los cuales cubren las áreas cercanas a la boca y a las narinas, esto les permite detectar los campos eléctricos de otros animales con gran facilidad.

¿Qué comen los tiburones?

La alimentación de los tiburones es bastante diversa si se toman en cuenta la cantidad de especies que existen. Si bien es cierto la mayoría de los tiburones son de especies carnívoras, por ende son excelentes depredadores, mientras que otros solo se alientan de plancton, lo cierto es que los tiburones pueden ser clasificados según sus hábitos alimenticios.

Tiburones carnívoros

Los tiburones promedios suelen consumir peces, moluscos y crustáceos, mientras que los más grandes suelen consumir mamíferos marinos como delfines, leones marinos y focas, además de peces importantes como la caballa, el atún y otras especies más pequeñas de tiburón.

Sin embargo algunos escualos son realmente exigentes con la comida, por ende tienen marcadas sus preferencias. Por ejemplo: los tiburones martillo se alimentan únicamente de las rayas, los tiburones azules de calamares y los tiburones tigre de tortugas.

No cabe duda que los tiburones carnívoros son grandes cazadores por excelencia, ya que se valen de múltiples estrategias al momento de cazar sus presas. Las especies más grandes pueden tragar un animal entero o provocar fuertes mordiscos para ingerir la mayor parte. 

Tiburones planctívoros

Los tiburones que se alimentan únicamente de plancton, rompen la imagen tradicional que se tiene de todos los tiburones, pero lo cierto es que los tiburones de mayor tamaño son los que prefieren el zooplancton antes que la carne. Entre estas especies se encuentra el tiburón ballena, el peregrino y el boca de anchoa.

Su alimentación está basada en la filtración y succión de los alimentos, mediante unos filamentos largos, los cuales son muy similares a los de las ballenas. Pues estos tiburones atrapan el plancton en los filamentos y los ingieren en grandes cantidades. Aunque sus dientes son muy pequeños no son necesarios para el proceso de alimentación.

¿Como se reproducen los tiburones?

Los hábitos reproductivos de los tiburones poseen una serie de características biológicas que ayudan a determinar el bajo potencial reproductivo, en el caso de algunas especies. La reproducción de un tiburón conlleva un proceso lento y una maduración sexual bastante tardía, por ende hace que los ciclos reproductivos sean muy largos.

El apareamiento

Respecto a este tema no se ha investigado  mucho, sin embargo lo poco que se sabe es que los machos para aparearse utilizan  sus ganchos para inyectar su esperma en las hembras, esto se hace con la finalidad de que las crías puedan ser concebidas. Aunque algunas hembras son capaces de reproducirse asexualmente.

Luego de que se han apareado el macho y la hembra siguen su camino por separado, no existe ninguna relación semejante a un noviazgo, incluso luego de que la hembra pone los huevos o da luz a sus crías, ella se va y los abandona, por lo tanto no  establece ningún vínculo con sus crías.

La gestación

En este proceso las especies ovíparas depositan sus huevos en el fondo del mar, de manera que sus embriones se desarrollen adecuadamente, nutriéndose del ‘’vitelo’’ lo cual se conoce como el contenido del huevo. Generalmente los huevos se van poniendo 2 en 2, en el caso de algunas especies como la pintarroja pueden colocar un total de 20 a 25 huevos cada año, aunque su periodo de incubación puede durar varios meses.

Cabe destacar que cuando un embrión muere, este no provoca un aborto en la camada, sino que su mecanismo expulsa de inmediato el proceso de putrefacción, hasta su posterior nacimiento  junto con el resto.

Tiburones placentarios y no placentarios

La relación que se establece entre una madre y un embrión es de tipo placentario, ya que existe un intercambio sanguíneo en la zona de contacto, aunque en el caso de los tiburones no existen los aminios ni los alantoides, simplemente se trata de un caso de convergencia evolutiva.

Mayormente los 2 úteros son totalmente funcionales, aunque no exista un reparto equitativo de embriones, ni segregación de sexos. Aunque en algunas especies las capsulas de los huevos son rectangulares y  poseen zarcillos en cada esquina, esto les permites fijarse directamente entre las algas.

En el caso de los no placentarios, el tiburón raya poseen otra forma de viviparismo, la cual también se da en el tiburón tigre, en ellas los embriones reciben los alimentos de la madre, pero no a través de la placenta, en este proceso los huevos son protegidos por una fina membrana, ubicada en el interior del útero, de esta forma el embrión se desarrolla ya que recibe una sustancia nutritiva excretada por el mismo útero. Los ovarios de estos tiburones son muy parecidos a los de los peces óseos, ya que contienen muchos óvulos pequeños. .

La reproducción asexual: la partenogénesis

Este tipo de reproducción es poco común, sin embargo se han documentado varios en casos en distintas especies, las cuales han logrado reproducirse de esta manera. A pesar de que resulta extraño, este tipo de reproducción suele presentarse en aquellos organismos que son menos complejos en comparación al de la gran mayoría de los tiburones. Esto ocurre mayormente cuando no hay ningún tipo de macho cerca.

Sin embargo no existen muchos detalles de este tipo de reproducción, lo poco que se sabe es que las hembras pueden concebir por si mismas mediante la partenogénesis. En si las crías de las hembras no presentan ningún información genética de ningún macho,  lo cual indica que nunca se realizó ninguna transferencia de esperma. Sin embargo este tipo de reproducción refuerza las defensas contra las amenazas de disminuir la diversidad genética de esta misma especie.

El tiburón en peligro de extinción

No se puede negar que la mayoría de los tiburones representan el peligro para los seres humanos, pero la realidad es que estos animales no son ‘’asesinos a sangre fría’’, sino que simplemente actúan por sus instintos,  de modo que para ellos cualquier ser vivo es comida.

La realidad de este asuntos con los tiburones, es que el ser humano es un gran amenaza para ellos, ya que en varias ocasiones se ha puesto en peligro la vida de muchas especies  a traes de la caza. Alrededor de unas 20 especies se encuentran en peligro de extinción, esto se debe a la caza indiscriminada y a la destrucción de su hábitat, pues cada vez se hace más difícil la supervivencia para los tiburones.

Sin embargo existe una gran variedad de organizaciones que han velado por proteger su hábitat y por defender el derecho de vida de los tiburones, una de las organizaciones internacionales más involucrada en este asunto es la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), la cual se encarga de crear diversos planes de pesca y agricultura, con el fin de conservar y promover el cuidado de los tiburones.

Otra de las organizaciones es la WWF (Fondo mundial para la naturaleza), esta busca preservar el medio ambiente en general, aunque también está involucrada en controlar la sobrepesca de los tiburones, ya que han tenido la iniciativa de elaborar un plan llamado ‘’Pesca Inteligente’’, el cual consiste en mejorar la gestión de las hábitats en donde se encuentran los tiburones.

La pesca masiva

Las actividades de pescas se realizan con distintos fines, unos se hacen con la finalidad comercial y otros lúdicamente, algunos tiburones son pescados simplemente por actividades deportivas, en este caso la pesca del tiburón mako y otros por alimento como es el caso del tiburón punta negra. Aunque también se hacía por motivos de productos, ya que en el pasado la piel del tiburón se usaba con los fines que hoy se utiliza el papel de lija.

Sin embargo este tipo de actividades van aumentando cada vez, provocando que el ser humano extermine a los tiburones por completo, en la pesca uno de los tiburones más codiciados en el mercado es el tiburón blanco. Generalmente estos animales no alcanzan rápidamente la maduración sexual en comparación con otros peces, por ende muchas de estas especies se encuentra en peligro de extinción.

La ley de matanza selectiva

En el año 2014 fue creado un programa para la matanza de los tiburones en Australia Occidental, la mayoría de las víctimas fueron tiburones tigres, pero más adelante fue cancelado debido a las grandes protestas públicas. Sin embargo en Australia se mantiene una política donde señala que los tiburones pueden ser matados si representan una amenaza para los seres humanos en el océano.

A partir de 1962 hasta la actualidad, el gobierno de Queeslands ha matado un gran cantidad de tiburones a través de la pesca, bajo un programa llamado ‘’control de tiburones’, por otra parte el gobierno de Nueva Gales del Sur también posee un programa para matar deliberadamente a los tiburones a través del uso de redes, dicho programa también es muy parecido al de Kwaulu-Natal, área de Sudáfrica, donde también es permitido realizar libremente este tipo de actividades.

Otros enemigos naturales

Uno de los principales enemigos naturales no solo del ser humano sino también de cualquier animal es el calentamiento global, pues este acontecimiento les ha hecho mucho daño a los tiburones, ya que cada vez le complica más el poder seguir viviendo de manera pacífica. Gracias a ello los tiburones se van obligados a moverse para poder encontrar comida, debido a que su fuente de alimentos  es cada vez  más escasa.

Otros de los factores que influye es la desinformación y la falta de consciencia en los seres humanos, pues cada vez hay mayor contaminación en las aguas, eso sin mencionar que la cantidad de basura y desperdicios, han ido aumentando, lo cual  contribuye a destrucción y contaminación de las habitas naturales.

Estrategias de conservación

Conocer a fondo y apoyar las estrategias de conservación de los tiburones, es algo realmente importante, sobre todo para mantener los ecosistemas acuáticos y la vida de los tiburones. A pesar de todo lo anterior, estos animales son útiles y preciados, pues muchos de ellos contribuyen con la limpieza de los océanos al consumir los restos de los animales muertos.

En los últimos 20 años la población de tiburones ha disminuido un 70%, pues se estima que 100 millones de tiburones son asesinados cada año, gracias a las pescas. Muchos de los científicos temen que con el tiempo puedan extinguirse todas las especies por culpa de la raza humana, ya que se registrado que algunas especies han disminuido un 90%, lo cual resulta bastante alarmante.

Es por ello que a partir del año 2010 Hawai se convirtió en el primer estado de los Estados Unidos en prohibir por completo el comercio y posesión de los tiburones, luego en el año 2011 cuatro países firmaron  la ley de protección los tiburones. Además que se han hecho distintas campañas y documentales exponiendo la crueldad de cómo han cazado a los tiburones hasta tu extinción,  con la finalidad de crear consciencia.

¿Tiburona o tiburón?

Muchas veces ha surgido la duda de ¿cómo se podría denominar a la hembra? Pues el nombre de tiburón se conoce en la gramática española como un sustantivo epiceno, es decir, esta es la palabra que se designa para hacer referencia a estos animales, por ende tienen el mismo género gramatical, tanto para referirnos al macho como a la hembra, es decir, se usa el mismo nombre para referirnos a ambos sexos.

Sin embargo  hay maneras de diferenciar a la hembra del macho, ya la que la piel del tiburón hembra es mucho más gruesa y pueden resistir un ataque sin mayores dificultades. Incluso varios estudios han revelado que las hembras pueden reproducirse de manera asexual cuando no hay un macho cerca.  En  épocas de migración, cuando las  hembras están embarazadas suelen alejarse de los machos, con el fin de proteger a sus crías.